viernes, 26 de marzo de 2010

Pato también estrena casa

Nos parecía un crimen que Pato pasara su vida en una jaula. Así que nada más llegar le asignamos un dormitorio para él solito. Le dejamos su jaula abierta, y campaba a sus anchas por toda la habitación. Se acostumbró a hacer sus necesidades solo dentro de la jaula, y a dormir encima de la cama. A lo que no se pudo resistir fue a mordisquear las esquinas de los muebles...pero bueno, todo tiene solución. Sacamos los muebles de madera y le dejamos solo sus cosas y la cama. Pero teniendo un jardín...había que aprovecharlo! Decidimos que, por su cumpleaños le podíamos regalar una casa más grande y con acceso a la hierba que tanto le gusta. Aquí podéis ver su nuevo hogar. Hasta que llegue el buen tiempo solo lo sacamos durante el día, pero en cuanto se vaya el frío podremos dejarlo fuera.




Como podéis ver, ya ha hecho de las suyas comiéndose media casa, pero es que a quien se le ocurre hacerla de madera siendo para un conejo...esperemos que se canse de roer antes de acabar definitivamente con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario