viernes, 26 de marzo de 2010

Pato también estrena casa

Nos parecía un crimen que Pato pasara su vida en una jaula. Así que nada más llegar le asignamos un dormitorio para él solito. Le dejamos su jaula abierta, y campaba a sus anchas por toda la habitación. Se acostumbró a hacer sus necesidades solo dentro de la jaula, y a dormir encima de la cama. A lo que no se pudo resistir fue a mordisquear las esquinas de los muebles...pero bueno, todo tiene solución. Sacamos los muebles de madera y le dejamos solo sus cosas y la cama. Pero teniendo un jardín...había que aprovecharlo! Decidimos que, por su cumpleaños le podíamos regalar una casa más grande y con acceso a la hierba que tanto le gusta. Aquí podéis ver su nuevo hogar. Hasta que llegue el buen tiempo solo lo sacamos durante el día, pero en cuanto se vaya el frío podremos dejarlo fuera.




Como podéis ver, ya ha hecho de las suyas comiéndose media casa, pero es que a quien se le ocurre hacerla de madera siendo para un conejo...esperemos que se canse de roer antes de acabar definitivamente con ella.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Y si hace frío...

Si el tiempo lo permite, la hamaca es un buen lugar donde pasar el día. Pero cuando cae el sol y la calefacción empieza a funcionar...para qué perder el tiempo? Donde esté un buen radiador y un perro peludo que se quite lo demás.


domingo, 21 de marzo de 2010

Adaptación

Todos los chicos se han adaptado de maravilla a la nueva casa, y ya tienen sus lugares preferidos. Yin ha descubierto uno recientemente, y a pesar de la dificultad que tiene el subir o bajar, ha encontrado que el movimiento de la hamaca es estupendo para dormir.



jueves, 18 de febrero de 2010

Volvemos a la carga

Bueno, hemos estado de mudanza y hemos tenido que adaptarnos a la nueva vivienda, así que en breve contaremos los nuevos descubrimientos de nuestras mascotas en su recién estrenado hogar.

miércoles, 21 de octubre de 2009

Hora de cenar


Cara de desesperación y de "te voy a moder un dedo si no me pones la comida". Eso es lo que encuentro cada noche cuando llego a casa. Si te acercas sin comida, tendrás a tres gatas subidas a la chepa maullando como posesas. Eso si, en cuanto terminan el menú vienen a agradecertelo con sus miradas dulces y sus ronroneos de satisfacción.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Duros momentos para Salem

Cierto día nos apareció la gatita con una pequeña herida al final del lomo, donde comienza el rabito. Como siempre está subida a los árboles supusimos que se habría enganchado con alguna rama y la curamos. A los pocos días la herida cerró, pero como suele pasar a los gatos lo hizo en falso. La infección se quedó dentro, y en pocos días volvió a abrirse, ésta vez más grande. Al examinarla el veterinario e intentar cerrar la herida con puntos, la carne donde engachaba los puntos se iba deshaciendo. La pobrecita se pasó casi dos semanas aislada de sus hermanas y con un collarín para que no pudiera lastimarse, ya que tuvimos que dejar que carne y piel se regeneraran por sí mismas y cerraran la herida sin más ayuda que polvos cicatrizantes para ayudar a su cuerpo con tan dura tarea.Se portó como una valiente, y su paciencia obtuvo recompensa: comía menú especial y recibía más mimos que nadie. Por suerte para ella no ha vuelto a tener que aguantar ese tipo de heridas, fué muy duro tenerla encerrada, sabiendo que es la que más tiempo está fuera disfrutando del jardín y corriendo tras los pájaros.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

La hora de la siesta

Pato ha crecido mucho desde que llegó, pero sus largas patas no son un impedimento para dormir la siesta en su lugar preferido. Tiene a su alrededor toda una habitación a su alcance, a pesar de ello elige el lugar justo entre la comida y el agua, chico listo...